Los mineros desaparecidos de Tumeremo

Tal vez son ideas mías pero creo que la noticia de la desaparición de los 28 mineros de Tumeremo no pareció tener tanto impacto como otras... Tengo la percepción que el discurso de Nacho en la Asamblea Nacional tuvo un eco más fuerte y más rápido hace un par de semanas que éste terrible suceso, y me preocupa. Ya  no sé si es que nos hemos vuelto indiferente o es que la suma de tantas crisis nos distraen de unirnos para defender y hacer respetar los Derechos Humanos de nuestros hermanos venezolanos. Las cifras de asesinatos diarios sigue en aumento y eso sigue siendo un problema que decidimos ignorar hasta que podemos, para poder salir a la calle a ganarnos la arepa de ése día. 

Lamentablemente, en Venezuela es más segura la muerte que el pan nuestro de cada día, porque ya ni pan se consigue. Sólo deseo que tan horrible verdad sea transitoria y pronto podamos despertar y ponernos las pilas en esto de exigir que se respete la dignidad humana. 
Imagen de Caraota Digital

Para ello, los ciudadanos tenemos que hacer lo que el pueblo de Tumeremo está haciendo mientras escribo estas breves líneas, denunciar. Los familiares de las víctimas y sus vecinos lograron alzar la voz a través de protestas, trancando una arteria vial (la Troncal 10), para que éste hecho llegara por fin a la Asamblea Nacional y se iniciaran las investigaciones correspondientes.


Lee Parlamento venezolano exige investigación sobre desaparición de mineros.
Para colmo de males, los medios de comunicación nacionales no dieron la cobertura inmediata a éste hecho, por días parecen haber sido cómplices del silencio de las autoridades, quiénes sus representantes fueron categóricamente indiferentes. Afortunadamente, gracias al diputado Américo De Grazia (@AmericoDeGrazia), al periodista Ricardo Sánchez-Silva (@RicardoLoDice) y al movimiento de los ciudadanos de la localidad y en Twitter, se le dio el seguimiento a éste caso.
Tal vez quieras leer 10 claves para entender la masacre
Todo esto puede ser sólo la punta del iceberg, donde se encontrarán crímenes cometidos en todos los niveles y en tantos escenarios. La masacre ha destapado una olla inmensa sobre la minería ilegal, la mafia del oro en Venezuela, lo que tiene que obligar al gobierno a realizar una investigación imparcial, exhaustiva y profunda de cada uno de los crímenes que se están cometiendo en la región y que han desembocado en ésta matanza. Ya no se trata solamente de saber quiénes fueron los ejecutantes, sino también de cuáles son las verdaderas causas, que están enmarcadas dentro de un lucha por el oro y la actividad minera en el Estado Bolívar y que presuntamente están involucrados miembros de la policía y el ejército.

Aprovecharé para enlazar ésta opinión con el quinto episodio del documental Amazonas Clandestino, dónde se muestran las condiciones de la minería actual de nuestro país y que puede brindarnos el marco en que sucedió la desaparición forzosa de los 28 mineros de Tumeremo



Ness Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.