Colombia: Atender a la salud con humanidad

Fui a una charla donde había sido invitada la cantante colombiana María Mulata, quien además de compartirnos su música, relataba experiencias donde sentenció con la frase "Murió de pobre" el destino de una de sus profesoras y musas en el arte que con tanta pasión expresa. 

Y si, ésa es la verdad, en la Colombia del siglo XXI la gente ve con poco escándalo y sin sorpresa las noticias donde la gente muere en los hospitales porque no son atendidos, al parecer porque no tienen o no han pagado la seguridad social, mejor conocida como "La EPS" (Entidades Prestadoras de Salud). Mueren en las salas de espera porque sólo se atiende a quiénes pagaron por el servicio, y aún quiénes lo pagaron, sólo son atendidos si los trabajadores de la entidad (médicos o enfermeras) consideran que su problema es una urgencia, de lo contrario deben esperar.

Imagen tomada de LaVanguardia.Com

Algunos de mis conocidos recitan a manera de chiste (aunque no he reído la primera vez) que independientemente de la dolencia siempre recetarán la misma medicina "para qué ir al médico si ya sabemos que nos mandará acetaminofén". Eliana, por su parte, me contó de su lumbago producto del estrés y que tuvo una espera hasta la madrugada para que la revisaran.

Según Óscar Bernal, doctor en Salud Pública, para ser atendidos hay que hacer muchos trámites, pedir permisos, ir a dos o tres lugares. Complejidad que no comienza ni termina allí, pues hay muchas manos y fondos involucrados que terminan por hacer poco confiable a éste sistema de salud. 

Rezar es más efectivo que ir al médico
Imagen tomada de MOIR.org.co

Si no puedes pagar la mensualidad de una EPS, el seguro o al médico particular, no tendrás acceso al sistema de salud en éste país sudamericano, tal parece que rezar es más efectivo que ir al médico. 

Para Juan Carlos Giraldo, Director General de Clínicas y Hospitales de Colombia, declaró para El Nuevo Día que "lo que se viene es un colapso completo del sistema", señalando como causas al exceso de demanda, la inflexibilidad de la oferta, la inexistencia del movimiento de los recursos, y la falta de regulación.

Recomiendo leer Los Tres Males Del Sistema de Salud.
Lee también Crisis Económica y Hospitalaria en Colombia

Un largo camino

Todo esto nos deja una perspectiva del largo camino que debe recorrer el país para alcanzar en menos de quince años los Objetivos del Desarrollo Sostenible en temas de Salud y Bienestar, corrigiendo tan pronto sea posible los hoyos de éste sistema a través de procesos de mejora continua y una apropiada gestión financiera y de los recursos humanos, recuperar la confianza de los ciudadanos en las entidades que prestan los servicios médicos y tratar, si es posible, brindarle a estos últimos, algo de humanidad.

Recomiendo leer el Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.
Tal vez de debemos ver el ejemplo de los sistemas de salud y sanidad de países como Canadá, Francia o Noruega... o quizás tomarnos en serio los principios de nuestros aborígenes, donde en temas de salud entraban la humanidad y la caridad junto al médico y la medicina. Tenemos que comprometernos, ciudadanos, empresas y gobierno para prestarle atención a lo que dice el termómetro de la salud colombiana, que no es inclusivo, cuenta con recursos insuficientes y posee fallas estructurales. 

Recuerda que puedes compartir y/o comentar éste artículo con tus familiares, amigos y colegas.

Ness Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.