¿Crisis o emergencia? La situación del agua en Colombia


Dicen que las malas noticias son las primeras en conocerse, sin embargo, en todo lo relacionado al tema del agua, Colombia parece haber llegado tarde al alarmismo y amarillismo, típico de su prensa, haciendo presente hasta hace pocas semanas en sus páginas y noticieros la crisis que tiene varios años gestándose. Hoy por hoy, no sólo el fenómeno El Niño, que hace referencia a un período de sequía y bajas lluvias, sino el despilfarro, la degradación de los suelos, el calentamiento de las aguas del Océano Pacífico, la acelerada deforestación y entre otras causas, están llevando finalmente a la aparición de campañas y políticas a favor de la preservación de uno de los más valiosos recursos naturales para la humanidad.

Imagen tomada de ElEspectador.com
Crisis es una palabra muy amable con la situación actual del país, sería más apropiado llamarle "emergencia", considerando que para el 2009 La Defensoría Del Pueblo publicó en su informe "Diagnóstico del cumplimiento del Derecho Humano al Agua en Colombia", resultados difundidos a través de la revista Semana entre los cuáles destaca que "Hay 14,4 millones de personas que viven en riesgo de escasez de agua, alta y media alta, y más de 20 millones de personas registran una situación de vulnerabilidad alta o muy alta de abastecimiento de agua futura".

Espeluznantes cifras si consideramos que el Global Water Partnership (GWP) ubicaba el año pasado a Colombia como uno de los diez primeros países en el listado de las naciones que cuentan con la mayor cantidad de agua en el mundo (Lee más aquí). 

No es una situación que deba tratarse con tanta delicadeza como hasta ahora, sino más bien darle el carácter y la difusión que merece para que finalmente se tomen las medidas correctas para el ahorro y el saneamiento del agua, la conservación de las cuencas y las políticas adecuadas de explotación forestal o minera, pensando en el largo plazo mientras se buscan soluciones rápidas a la sequía actual que afecta a tantos colombianos.

Todo esto, hace más que vigente que pueblo y gobierno, tomemos en cuenta el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible, Agua Limpia y Sanemiento, que se divide en las siguientes metas:
  • Para 2030, lograr el acceso universal y equitativo al agua potable, a un precio asequible para todos.
  • Para 2030, lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones vulnerables.
  • Para 2030, mejorar la calidad del agua mediante la reducción de la contaminación, la eliminación del vertimiento y la reducción al mínimo de la descarga de materiales y productos químicos peligrosos, la reducción a la mitad del porcentaje de aguas residuales sin tratar y un aumento sustancial del reciclado y la reutilización en condiciones de seguridad a nivel mundial.
  • Para 2030, aumentar sustancialmente la utilización eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua y reducir sustancialmente el número de personas que sufren de escasez de agua.
  • Para 2030, poner en práctica la gestión integrada de los recursos hídricos a todos los niveles, incluso mediante la cooperación transfronteriza, según proceda.
  • Para 2020, proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, incluidos los bosques, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos.
  • Para 2030, ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, incluidos el acopio y almacenamiento de agua, la desalinización, el aprovechamiento eficiente de los recursos hídricos, el tratamiento de aguas residuales y las tecnologías de reciclaje y reutilización.
  • Apoyar y fortalecer la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento.
Si conoces más sobre éste tema, te invito a ampliar la información en los comentarios y a difundir a través de tus redes sobre la importancia de éste tema, para que juntos sirvamos como agentes creadores de conciencia entre nuestros círculos. 

Ness Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.