El petróleo como herramienta para combatir el hambre en Venezuela

Imagen tomada de Caraota Digital

He leído en Twitter que en Venezuela se están haciendo filas hasta en las tiendas más pequeñas para comprar comida, el desabastecimiento ha alcanzado niveles que no habíamos visto antes en el país y he llamado a mi mamá para preguntarle qué tan cierta es la noticia y corroboró diciendo "el martes vamos a comenzar a hacer colas de nuevo". 

Resulta inquietante que los dos salarios que entran en casa y las horas de espera en los supermercados no sean suficientes para llevar una alimentación sana y balanceada... Aún más preocupante la situación de otras familias en las que ingresa un único salario y que éste sea mínimo, entre otros casos.

Una encuesta realizada en el 2014 sobre Las Condiciones de Vida en Venezuela por las universidades Central de Venezuela, Simón Bolívar y Católica Andrés Bello advirtió sobre el desequilibrio del menú de los venezolanos. En éste artículo de El Nacional, se cita a Maritza Landaeta, una de las líderes de la investigación y miembro de la Fundación Bengoa, diciendo “La alimentación se ha deteriorado en todos los estratos sociales”. 

La desmejora en la alimentación de los habitantes de Venezuela no discrimina por su poder adquisitivo sino que se limita a la oferta del día en los supermercados: arroz, harinas, grasas y azúcares, dejando de lado a las proteínas... ¡Porque ya ni huevo se consigue! (El huevo solía ser uno de los alimentos más económicos y comunes en los desayunos).

En el mismo estudio de ENCOVI (Encuesta Sobre Condiciones de Vida 2014), en el área de alimentación, nos encontramos que 11% de los encuestados están en situación de hambre, los alimentos que compran los pobres son de baja calidad y las frutas o vegetales sólo se encuentran presentes en los estratos más altos. 

Sigo leyendo sobre esto, mirando mi Twitter con todo lo que está pasando y comienzo a sentirme culpable de estar en Colombia y poder saborear una manzana, que vale más del 10% del salario mínimo en mi país natal... y esto trae a mi mente cómo cumplir el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible: Hambre Cero.

¿En qué consiste la lucha contra el hambre?
Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

Aunque es difícil separarnos de la realidad actual del país, debemos concentrarnos en el futuro, construyendo juntos una Venezuela Posible, alejada del hambre y la pobreza... Tomará tiempo estabilizar a La Tierra De Gracia de Colón, La Cuna de Bolívar, pero si nos unimos como venezolanos, todos los sectores, incluyendo el gobierno, podremos salir adelante como pueblo.

Y cómo mencionar esto y no recordar al ilustre Don Arturo Uslar Pietri, con su célebre frase "Sembrar el Petróleo", que es la idea de utilizar la renta petrolera, las ganancias producto de la explotación minas e invertirlo en el campo, en la producción nacional, incrementar la maquinaria productiva del país generando empleo y convirtiéndonos finalmente en un país independiente. ´

Citando textualmente al querido Uslar:
"Si hubiéramos de proponer una divisa para nuestra política económica lanzaríamos la siguiente, que nos parece resumir dramáticamente esa necesidad de invertir la riqueza producida por el sistema destructivo de la mina, en crear riqueza agrícola, reproductiva y progresiva: sembrar el petróleo".
Sólo unidos en el esfuerzo para crear incidencia y conciencia en nuestros gobiernos, para asegurarnos del la existencia y el cumplimiento de leyes que promuevan la agricultura, la producción nacional, la generación de empleos y una plataforma educativa donde todos puedan tener acceso, podremos combatir problemas como el hambre.

Como ya es costumbre, te invito a compartir tus ideas, sugerencias y opiniones en los comentarios y en las redes sociales. 

Ness Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.