¿Qué aprendizajes nos dejó el 2015? He aquí mi resumen personal



Este año 2015 ha estado lleno de muchos cambios y emociones para mi, experiencias que por haber ocurrido tan rápido y al estar inmerso en una actitud mental pesimista, no los he podido valorar del todo... Si me hubiese propuesto escribir este post la semana pasada, habría estado lleno de tonterías sin sentido, no lo habría podido hacer desde la sincera reflexión sino que lo habría escrito como una queja, una protesta por todas las veces que me he caído a los largo de estos 365 días.

Y si, para ser franco, a veces siento que he pasado más tiempo en el fango que de pie. He cambiado de empleo varias veces, siempre después de una desilusión, he nadado en deudas, he estado corto de dinero al punto de no saber qué comeré ése mismo día y finalmente, puedo sentarme a narrar para mi (y a la vez, compartirles) qué cosas positivas decido extraer de mi experiencia... y aquí va:

Saltar sin paracaídas



Este año fue la continuación del anterior, me he mantenido a través de trabajos temporales y milagros (temporales también) que me han permitido sobrevivir. A principios de año, continuaba trabajando de mesero en un restaurante, una actividad que puedo apreciar mucho, pero que me hacía sentir mal por no sentirme dentro de mi vocación. Luego de varios intentos, finalmente dejé el restaurante sin tener ningún piso donde aterrizar. 

Tal vez fue una decisión estúpida, pero una de las mejores que he tomado. Estoy convencido de esto porque me hizo sentir libre y feliz. Antes de renunciar me repetía a mi mismo "Hay que soltar el salvavidas". Afortunadamente, todo resultó "bien" y no morí en el intento de encontrar otro oficio.

Tal vez quieras leer ¡A soltar el salvavidas!

Acompañar y ser acompañado



Para la gente que me conoce bien, sabe que soy un adicto a la soledad, a pasar horas en silencio, leyendo, viendo una película, caminando, viendo una puesta de sol, lo que sea... la soledad y el silencio me han regalado un espacio donde me siento cómodo y confiado. No obstante, este año he podido recibir en distintos momentos diferentes tipos de compañía que valoro y respeto.

Agradezco a todas aquellas personas que me han adoptado como a un hijo, un hermano o un primo fastidioso. 

¡Hablo inglés!


No es el mejor vocabulario ni la mejor pronunciación ¡Pero lo hago! y estoy contento con mi progreso... resulta que comencé a asistir a un grupo de conversación en este idioma y he podido mejorar bastante. Me siento confiado al tener una conversación y era una de las metas a lograr este 2015 ¡Genial!

Dios está en los amigos



Mucha gente dice con orgullo "los amigos se cuentan con los dedos de las manos y se quedan cortos"... Puedo decir con más orgullo aún que Mis Amigos son muchos y tienen una gran valía. Este año me ha probado que Dios, cuando quiere verme contento, me manda un amigo.

Te recomiendo leer Encontramos a Dios donde nos encontramos a nosotros mismos 

Está bien tener dudas



Suelo estar seguro de lo que pienso y lo que hago, al menos eso puedo proyectar en todo momento. Sin embargo, este extraño período de mi vida se ha caraterizado por la presencia constante de dudas. Al principio esto me generaba conflictos internos pero poco a poco he podido aceptar a cada duda como un indicador, parte de mi instinto, el inicio de una certeza. 

No creer todo lo que pienso




¿Les comenté de las dudas? A veces me asaltan en banda y en algunos casos, confieso, las he escuchado. Me he convertido en un experto en auto-sabotaje así que poco a poco, estoy aprendiendo a filtar mis pensamientos. Debo pasar el autocorrector y editar todo lo que mi mente produce para dejar ir a los "no puedo" con sus hermanos "es imposible", "no lo voy a lograr" y etc. 

¡Hey! Vivo solo



Renté una habitación con baño privado que me permite tener un espacio donde co-existimos Teddy, mi soledad y yo. Creo que me daré un aplauso por esto.

Mi valor profesional


En algún momento entendí que debo ser Yo el primero en valorarme como profesional, sin importar lo que piensen los empleadores chibchombianos, más allá de su desdén o desprecio, soy alguien que estudia mucho, aprende rápido, no teme a los retos y posee una experiencia interesante y variada. Si ellos no son capaces de ver eso, los dejaré ir para tomar una mejor oportunidad, una que sea fiel a mi mismo.

Y este es mi resumen de las cosas positivas que me dejó el 2015. Te invito a dejarme tus ideas y sugerencias ¡Hasta un consejo si quieres! en los comentarios o en las redes sociales.

¡Abrazo!

Ness Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.