Un Espacio Para La Asexualidad

La primera vez que alguien me comentó que era asexual me pareció que tenía una gran inventiva, lo dijo de pasada como si fuera un chiste, o al menos así lo entendí...

Tiempo después una segunda persona hizo el mismo comentario, pero en serio. Me quedé callado unos segundos mientras imaginaba las típicas preguntas (¿cómo lo sabes? ¿lo has probado todo?) Pero me abstuve de hacerlas por respeto, aunque me quedó un vacío de dudas sobre lo que esto significa.

Luego de esa conversación leí más sobre el tema y con el pasar del tiempo he madurado mi respeto hacia todas las personas tanto como he podido, ampliando mi mente en cuanto a conceptos y comprensión de diferentes términos y tópicos, y hoy por hoy considero de importancia que la asexualidad sea conocida y aceptada, tal como la heterosexualidad, la homosexualidad, la bisexualidad o cualquier otra variación.

La asexualidad es entonces una orientación sexual que se caracteriza por la inapetencia de sexo y/o por la falta de atracción sexual hacia otras personas. No es un mito, no es una calamidad, simplemente es. Sin embargo, es menos visible que otras tendencias porque pocas veces se realizan estudios sobre éste tema, los asexuales normalmente no conversan sobre el tema y representan un porcentaje pequeño en comparación a las personas que si sienten deseo y atracción sexual.

Esto no puede confundirse con represión ni con impotencia (mucho menos celibato), ya que estos son casos aparte que pueden en la mayoría de los casos tratarse a través de terapias, a diferencia de la orientación sexual que es parte de la identidad de cada persona.

No obstante, una persona con esta orientación puede enamorarse, incluso puede tener pareja, y en algunos casos pueden tener relaciones sexuales bajo consenso, puede que sea difícil pero es posible. En lo que a mi respecta, son iguales a todo el mundo (excepto con lo que pasa en la intimidad de su habitación) y merecen ser tratados con el mismo respeto que todos.

Creo además que, la visibilidad de la asexualidad hará reflexionar a varias personas, para así comprender que el sexo no es una moneda con la cual se puede comercializar y mercadear para todo, sino que por el contrario, debe tener su propio código, coherencia y espacio, abriendo la posibilidad de una mayor tolerancia para todos, sin importar sus preferencias, razas, nacionalidades, géneros, etc.

Algunos espacios en Internet de interés para la asexualidad

Diarios de asexualidad

Es un blog bastante completo con entradas sobre el tema de la asexualidad que promueve la visibilidad de la misma [Ir al sitio].

Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad

Es una comunidad en español que reúne a personas con la misma orientación sexual para ofrecer contenidos sobre el tema. Los usuarios pueden crear un perfil, participar en foros, crear y difundir contenido, desarrollar networking, entre otros [Ir al sitio].

REVA - Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad

Es una fanpage de Facebook con más de 900 likes/fans. No publica contenido diario pero puede ser tomada como referencia [Ir al sitio].

Así lo veo

El sexo ya no es un tema tabú en nuestra sociedad, algo que no sucedía aún a mediados del siglo pasado, no obstante, debemos ser respetuosos con el contenido que manejamos sin abusar de esto, recordando que hay diferentes tipos de públicos, de orientaciones sexuales y de niveles de confianza.

El siglo XXI nos ha dado la mejor excusa para la modernidad, pero también para la aceptación, la tolerancia, el desarrollo personal y el respeto de uno mismo y del prójimo, permitiéndonos darnos cuenta de que en éste planeta debemos caber todos, con nuestras similitudes y diferencias.

Finalmente, recuerda que si te ha gustado éste artículo, puedes compartirlo a través de tus redes sociales. También eres libre de dejar algún comentario si gustas. ¡Abrazos! 

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.