Vivir es Divertido


“Vive la vida al máximo y enfócate en lo positivo”
Matt Cameron

Vivir plenamente es divertido, porque en cada instante nos enamoramos de nuestras vivencias, descubrimos y nos acercamos a lo que nos apasiona y esto, tarde o temprano, termina por detonar en ideas y realizaciones que nos hacen felices.

Para algunos, vivir al máximo implica “el máximo riesgo”, dónde la adrenalina juega un papel importante, sin embargo, éste concepto es mucho más amplio y se puede aplicar incluso en lo cotidiano, cuando una persona toma decisiones que le hacen soñar, cuando no se permite excusas y va a la conquista de sus ideales y cuando se esfuerza por dar lo mejor de sí en una relación o por su trabajo.

No se trata de practicar deportes extremos, sino de que en cada escenario en el que nos desenvolvemos nos demos la oportunidad de amar, de apasionarnos y encontrarnos, para que en ese constante descubrimiento aprendamos sobre nuestro mundo interno, nos conectemos con otros seres humanos y nos hagamos más comprensivos.

Éste proceso de apasionarnos por la vida es un descubrimiento que vale la pena ya que nos aproxima a ser una mejor versión de nosotros mismos. Nos permite regalarnos cada experiencia, cada mirada y cada sonrisa como algo nuevo, único e irrepetible.

Vivimos rodeados de filósofos y filosofía que predica que nuestra vida puede tornarse más positiva y plena simplemente al cambiar nuestros pensamientos ¡y es cierto!, sólo que a dichos pensamientos (y sentimientos) se les debe llenar de acciones en presente (y en gerundio).

Y con esto quiero decir, si vamos a vivir, que sea viviendo, amando plenamente nuestros instantes (Teniendo un Futuro Con Sentido), que no necesariamente nos conectaran con emociones deseadas, sino que también en el desacierto, podemos estar cerca de nosotros mismos y hacernos conscientes del amor que en nosotros existe.

Pensar positivo ayuda, pero actuar acorde a esos pensamientos hará diferencias magistrales en nuestro día a día.

Mi invitación en ésta oportunidad es a darnos el gran placer de vivir, que es mucho más que respirar o establecer una rutina de vida, es disfrutar lo que hacemos, caminar con porte, sonreír con el alma y en pocas palabras, ser felices.

Finalmente, recuerda comentar y compartir éste artículo con tus círculos, seguramente ellos también querrán leerlo ;)

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.