Perdonando Al Sexo


Aunque estamos en el siglo XXI, el sexo sigue siendo un tema tabú para muchos, por ello, a fin de romper con antiguos pensamientos, es necesario comenzar a perdonar al sexo, lo que quiere decir, dejar de sentir culpa o pensamientos negativos con relación a nuestra sexualidad, el modo en que la expresamos y en especial, del acto sexual.

Debido a la formación cultural y religiosa de las familias en Latinoamérica, muchos hemos crecido con conceptos sobre el sexo, que más que estar errados, ubican a éste tema entre estigmas y tabúes que impiden disfrutarlo plenamente por aquellos que, consciente o inconscientemente, comparten estas creencias (Leer Virginidad Masculina Tardía).

Crecer escuchando frases como “eso es pecado”, “perverso”, “eso es del diablo”, “hay que llegar virgen al matrimonio”, “los machos no lloran”, “de eso no se habla” y entre tantas otras han creado y alimentado creencias sobre el sexo que se ven evidenciadas en el comportamiento que juega un hombre o una mujer al expresarse dentro de su sexualidad, lo que conjuga emociones como la pena o vergüenza, el miedo, la ansiedad y la culpa.

Todos conocemos de la existencia de problemas de índole sexual, como la dificultad de algunas personas (especialmente mujeres) en alcanzar un orgasmo, la disfunción eréctil, la eyaculación precoz y entre tantos otros temas que encierran en sí mismos la forma en que las personas que padecen de estos síntomas ven al mundo.

Por todo ello, quienes hemos crecido bajo estos esquemas familiares en los que no se conversa de sexo o se sataniza el acto sexual y queremos salir de éste patrón para así sentirnos mejor con nosotros mismos, debemos aprender a “perdonar al sexo” y así incorporar en nuestros afirmaciones, hechos y convicciones pensamientos que refuercen la naturaleza del sexo, que es un acto humano, placentero, saludable, un acto de amor y hasta divino del que todos merecemos disfrutar.

Perdonar al sexo se trata de reconocer las bondades positivas del acto sexual, verlo como una expresión de afecto, de amor, de comunicación y dejar atrás los viejos pensamientos del siglo pasado donde el pecado y la oscuridad eran los espacios para intimar.

Para esto se puede recomendar utilizar Programación Neurolingüistica (PNL) que recomiendo sea a través de un especialista para canalizar mejor el proceso de re-programación, aunque siempre se pueden practicar ejercicios sencillos como ponerse un número diario de pensamientos positivos con respecto a cualquier área de la vida, incluyendo el sexo.

Además, la utilización del PNL, así como de otras herramientas de desarrollo personal, tiene como fin eliminar mitos y crear puentes hacia el conocimiento y autoconocimiento, que nos darán la libertad y el medio para crecer y desarrollarnos plenamente.

Si estás de acuerdo con éste planteamiento, te invito a comentarlo y compartirlo (Porque compartir es sexy xD)

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.