Protagonizando Nuevas Historias



Cada día es una aventura diferente y por esta razón se debe vivir con pasión, dedicación y entereza, permitiéndonos ser conscientes de las oportunidades y aprendizaje que tenemos en el entorno del que somos parte, porque cuando somos capaces de entender que vivimos realidades que nos brindan instantes únicos, nos hacemos conscientes de la importancia, valor y sentido de cada experiencia (Lee "Vivir es Divertido").

El común de la gente vive atrapado en rutinas sin salida, en los mismos puestos de trabajo, con los mismos rituales diarios, y se van desgastando en ciclos creados. Pasa también con las empresas comunes, que luego de que alcanzan cierta estabilidad como organización, dejan de innovar y de crecer.

Cuando somos protagonistas de las historias que día a día encaramos, nuevas creaciones vienen a conformarnos (tomando así Decisiones Soñadoras), nuestra creatividad aflora y la innovación se convierte en la verdadera sana rutina. Es lo inesperado, lo impredecible, aquello que nos trae aprendizaje y crecimiento a diario y estando dispuestos a disfrutar de estas vivencias somos capaces de conquistar nuevos retos, porque los problemas y las crisis adquieren otro significado (para mí, se llaman historias o vivencias, otros las llamarán oportunidades y así cada persona le da el sentido que mejor le parezca).

Al llevamos esta información a las empresas y distintas organizaciones de las que somos parte, entonces estamos listos para innovaciones, expansiones, nuevas inversiones, retos que generarán nuevas posibilidades, e incluso cosas aún mayores a las que estamos esperando.

El mundo actual está cambiando rápidamente, cada día tenemos noticias que afectan nuestro entorno, y es lógico que las organizaciones y las personas que son parte de estas, deban adaptarse lo más rápido posible. Es aquí donde nuestra actitud va a jugar el papel más importante, puesto que la manera en que percibimos nuestras vivencias y cómo las afrontamos, va a determinar todo nuestro éxito.

En esta era de grandes cambios, un gran reto para las empresas modernas es y será conformar un equipo capaz de acoplarse rápidamente a sus funciones y actividades de manera más integrada y sinérgica, lo que hace necesario que también las personas con las que laboramos tengan la fuerza para trabajar en ambientes de incertidumbre. Vemos como a diario se proclaman nuevas leyes, encaramos nuevas realidades económicas, el mercado cambia, y esto hace que sea vital que nuestras organizaciones sean más inteligentes y definitivamente, con una apertura a la innovación y evolución constante. 

Si sabemos que lo único constante es el cambio ¿deberíamos tener una actitud positiva frente a las nuevas experiencias que el entorno nos brinda?

Si, la respuesta es que positivamente, debemos estar abiertos a la innovación y al cambio. Somos capaces de afrontar cosas nuevas cada día cuando decidimos vivir en evolución constante, creando y recreando realidades para impregnar al entorno de nuestra esencia y presencia.

Como líderes, somos responsables de estar abiertos al cambio y de dirigir a nuestros compañeros hacia éxitos insospechados, de adaptarnos más fácilmente a las innovaciones y estar atentos a lo impredecible. Somos agentes de cambio, detonantes de nuevos conceptos y formas de trabajar y accionar en cada campo al que pertenecemos.

Las organizaciones deben estar compuestas por personas con interés de crecer personal y profesionalmente, y esta actitud parte de una consciencia de que las oportunidades son únicas y cada día debemos aprovecharlas.

Ciertamente, existen realidades en nuestro entorno que pueden resultar adversas, pero somos lo suficientemente aptos para transformarlas y re-enfocarlas en aquello que realmente queremos ver, puesto que cuando nos hacemos conscientes de estas, nos comprometemos con el instante que vivimos y nos lleva a producir nuevos caminos para llegar a nuestros objetivos.

Cada uno de nosotros puede generar iniciativas únicas, especiales, creativas, multiplicadoras, integradoras, enérgicas y sinérgicas, sólo con hacerlas conscientes y convertirlas en acciones concretas dentro de un tiempo presente, puesto que cada uno juega un papel importante en cada escenario del que forma parte, somos protagonistas y actores de las obras y acciones que emprendemos a cada instante, modificando para siempre el presente y el futuro, nuestro destino, forjado por nuestras decisiones a cada instante (En "Dejando Huellas" comento más sobre esto).

Si vamos a protagonizar nuevas historias, estemos presentes en los cambios que detonamos, de aquello que soñamos, pensamos y creamos. Les invito a compartir conmigo a través de mi twitter, @demasiadoNestor, para compartir comentarios y opiniones. 

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.