Llegando más lejos



¿Es el cielo el límite? ¿Existen verdaderamente los límites? Desde hace algunos años las palabras “imposible” y “nunca” me hacen mucho ruido, como uñas desplazándose en un pizarrón, porque cada vivencia me ha dejado claro que los límites solo existen en la mente de quiénes los ven.

Soy más de la certeza de que “todo es posible” y haciendo uso de esta, me gusta crear y compartir vivencias y experiencias retadoras, únicas y que me lleven a un nuevo nivel, a un aprendizaje más allá de lo que antes tenía, a lo impredecible. Y con esto no digo que soy alguien que practique deportes extremos o que vivo mí día a día sin planificación, al contrario, adoro planificar. Y también adoro retarme e ir más allá.

Por eso escribo este artículo dedicado a las personas que están buscando la manera de dejar huellas significativas en sí mismos y en otros, que en sus trabajos dan un extra, que les dan la atención merecida a cada persona, sea un cliente o un ser querido, que saben ganarse la simpatía de su entorno transmitiendo “buenas vibras” y que están, cada día, llegando más lejos.

Esforzarnos trae sus recompensas, nos hace resaltar, nos acerca a la excelencia y genera cercanía con las metas que perseguimos, porque se convierte en un hábito y una recompensa el hecho de conquistar nuevas cumbres y nuevos territorios, y lo podemos aplicar a cualquier ámbito, comenzando por los deportes, hasta nuestra actividad laboral, pasando por aspectos personales, profesionales, espirituales, etc.

Es excelente ver cómo jóvenes venezolanos están emprendiendo en distintos ámbito, comprobar que hay muchas personas que dejan de trabajar en empresas porque no les ofrecen el desarrollo humano y profesional que buscan. Está quedando en el pasado la mentalidad de conservar un empleo por una buena paga o por la sensación de estabilidad laboral.

El común de la gente vive dentro de rutinas, dejando pasar por alto instantes importantes en el presente, cercándose y limitándose por paradigmas ya estipulados o autoimpuestos, generándose a sí mismos cuadros de estrés o depresión porque no son felices con “la vida que les tocó vivir”, que a decir verdad, es la misma vida que día a día elijen vivir.

Más existen, y cada vez en más lugares del mundo, personas con una pasión, dispuestas a dar lo mejor de sí mismas y de salir de los esquemas a los que estamos acostumbrados, son esas personas que podemos identificar como “innovadores”, “proactivos”,  “líderes”, y en los que verdaderamente vale la pena apostar (Personas que saben que Vivir Es Divertido).

Las organizaciones líderes (como por ejemplo Google) están invirtiendo en personas que van más allá de lo que una descripción de cargo o una tarea les describe, están buscando personas que utilizan su pasión y sus neuronas para crear productos y servicios que puedan darle la vuelta al mundo y darle mayor significado al concepto del negocio y el impacto que esto pueda producir.

Una organización líder, o que aspira llegar a serlo, debe también ir más allá, innovar en sus procesos, salir de los conceptos y esquemas que han sido previamente diseñados y así encontrar un lugar dentro de su entorno en el que se convierta útil y notable ejemplo, que los clientes puedan creer en su promesa de marca y sentirse confiados al adquirir sus productos o servicios.

Lo anteriormente dicho me da las bases para decir que una organización líder busca afiliarse a personas que rompen esquemas y que van más allá, que naturalmente sobresalen porque ponen su talento y su trabajo en el mismo sitio, y aman lo que hacen.

Las organizaciones que hoy están batiendo records de ventas o que su marca es reconocida en todo el mundo están dedicándoles tiempo y recursos a innovar y a mantener su capital humano unido a este proceso de creación y administración del conocimiento.

Para finalizar, te invito a ir más lejos, a generar cambios significativos para ti y tu entorno y darles la oportunidad a otros que también lo hagan. Innovar es ir más allá, es salir de la caja y sorprender a todos de manera positiva y hay que arriesgarse a serlo si queremos tener más organizaciones competitivas y más líderes en nuestro país.

Comparte conmigo tus comentarios, opiniones y sugerencias a través de mi cuenta en twitter y mis otras redes sociales a través del nombre @demasiadoNestor. Estaré atento a tus intervenciones. 

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.