Cuando De Oportunidades Se Trata


A veces dudamos, como niños delante del primer día de clases. Otras tantas, asumimos los retos y desafíos, como quien se lanza al vacío confiado en un paracaídas. Más lo cierto es que cuando se trata de oportunidades, somos nosotros mismos los protagonistas reales del instante que vivimos, y somos quiénes con ingenio y perseverancia hacemos que las cosas sucedan. Somos los auténticos productores de milagros (de oportunidades).

Y no importa si dudamos nos lanzamos al vacío, lo importante es que la decisión que tomemos nos lleve a una próxima historia, en la que nos sintamos parte y nos permita seguir evolucionando en todo aquello que nos compone (Lee también "Decisiones Soñadoras").

Las oportunidades son entonces, salidas o respuestas que nosotros mismos podemos divisar, a tal punto, que somos los creadores de cada oportunidad existente para nosotros mismos. Incluso en la adversidad, podemos encontrar soluciones y respuestas potenciadoras y transformar la realidad en algo mejor, porque realmente las oportunidades existen primero en nosotros mismos y luego las exteriorizamos. Nuestra visión determina las oportunidades en cada situación.

Una vez que encontremos la salida, la solución o la respuesta, entonces hemos realizado la mitad del trabajo, ahora queda aferrarnos a  esa visión, y ser tercos, mantenernos unidos a nuestro sueño, oportunidad o don. Con enfoque, paciencia y disciplina, la oportunidad se convierte en una fortaleza para nosotros, conformándonos y haciéndonos mejores.

Cuando abrazamos estas oportunidades, sin dejar de que se escapen y nos volvemos perseguidores de nuestras metas, entonces tendremos por seguro el encontrarnos un buen día de frente con esta, y posiblemente sea en un espejo, puesto que todos seremos aquello que buscamos ser.

¿Y qué tal si habláramos de empresas? ¿Diríamos que las oportunidades las da el mercado? ¿O parten de la gente?

Indudablemente, que el entorno nos ofrece infinitas situaciones, más son los líderes y gerentes de las organizaciones que identifican el rumbo que deben tomar las acciones que se deben tomar para aprovechar lo que externamente existe. Más sin una visión existente y una apropiada gestión y liderazgo, la oportunidad se pierde, ya que nos encontramos con el hecho de que nuestra manera de comprender la situación determina las acciones, y por ende, las oportunidades.

A veces dudamos, como emprendedores en su primer año de ejercicio. Otras tantas, nos lanzamos al vacío, como nuevas marcas en un mercado cautivo. Más lo cierto es que cuando se trata de oportunidades, tenemos que estar preparados como líderes para llevar a nuestras organizaciones al punto máximo de aprovechamiento, y saber que las situaciones son útiles si sabemos cómo encontrar una oportunidad.

Porque como gerentes, o líderes, o humanos, podemos transformar la realidad a nuestro favor, si sabemos encontrar oportunidades y aferrarnos a ella, para sacar el mejor resultado posible.


Quizás como país estemos en una situación donde como empresas, empresarios, emprendedores y líderes, debemos aprender a ver oportunidades, transformar la realidad y generar cambios positivos para todos. Quizás (Lee "Alcanzando Sueños")

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.