Comenzando con buen pie


Conozco casos de proyectos que no tienen buenos comienzos porque las personas se aceleran a comenzar sin antes realizar un plan y crear una base o estructura sólida que pueda mantener la idea por sí misma. He visto cómo personas con ideas de negocios interesantes terminan perdiendo su inversión por no tomarse el tiempo para desarrollar un estudio de mercado, conocer la factibilidad del negocio, elaborar un buen plan y presupuesto, lo que me ha llevado a escribir este artículo, especial para emprendedores impacientes (También puedes leer Ideas de Emprendimiento).

Es genial ir tras nuestros sueños y poderlos obtener de manera inmediata, más cuando las oportunidades se abren paso por sí mismas, más sabemos que en muchos casos hay que esforzarse por alcanzar lo que nos proponemos, de allí la importancia de comenzar con buen pie.

Los sueños están para hacerse realidad, no cabe duda de ello, más hay ideas particulares que deben ser estudiadas cuidadosamente para que tengan un buen comienzo y un desarrollo próspero, como es el caso de  cualquier negocio, como una página web, una venta por catálogo, una empresa, una inversión inmobiliaria, etcétera. Es decir, que para darle vida a una idea de negocios, recomiendo arduamente asentar las bases del proyecto sobre papel, sacar bien las cuentas y crear un plan que marque el camino de esos primeros pasos que se están dando.

Emprender es uno de esos retos que es necesario tomar si en las conversaciones con tu almohada se repite una y otra vez la misma idea, si eres alguien constante y puedes dedicarle tiempo a hacer realidad tu sueño. Es aquello a lo que debes depositar entusiasmo y pasión para hacerlo posible, y que debes colocar en tu lista de prioridades, más teniendo en cuenta que debes ir por partes, sin posponer el sueño, pero tampoco apresurarse demasiado porque podrías cometer errores terribles.

Irse de bruces en la fase de inicio de cualquier negocio puede generar pérdidas de tiempo y dinero, además de doblegar nuestro entusiasmo en el asunto de emprender. Entonces, comienza con buen pié y emprende en algo que te guste, que te apasione realmente y que te brinde la posibilidad de crecer como persona y profesional, elabora un plan con fechas, metas y un presupuesto, crea el concepto del negocio, estudia el mercado, los competidores, las leyes y todo lo que haga falta para que tu idea florezca.

Ahora bien, emprender no sólo se trata de una empresa o un negocio propio, también podríamos estar hablando de un matrimonio, empezar una familia, una nueva carrera o un proyecto personal (como cambiar de guardarropa, comprar una casa, etc) y siguen siendo importante los mismos aspectos para cada situación, un plan, un presupuesto, es decir, una idea bien formada de la situación actual y de las que podrían presentarse en el futuro para saber cómo lidiar con estas.

En todo proceso de toma de decisiones siempre existe incertidumbre, en mayor o menor grado pero siempre está presente y como se puede entender, entre mayor grado de certeza exista, mejor decisión se puede tomar. Iniciar cualquier cosa que involucre tomar decisiones (negocio, relación, compra, viaje…), siempre y cuando sea posible, debe venir acompañado de una agenda o un plan, para no excederse en los gastos, para no perder el tiempo y para sacar el mayor provecho de cada acción.

Por ello, este artículo es una invitación para los emprendedores a invertir en estudios de mercado, factibilidad, plan de medios, planes, metas y presupuestos, puesto que dará la mayor y mejor información para tomar decisiones, crear las bases del negocio antes de realizar gastos que pueden salir más costosos de lo que pensamos por no haber asentado esto antes.

Como individuos, somos nuestro principal proyecto. Es en nosotros mismos, nuestro desarrollo humano y profesional en lo que debemos invertir ¡Tengámoslo por seguro siempre! Y si vamos a comenzar una idea de negocio, empresa o tomar clases de un nuevo idioma, no lo hagamos solamente por dinero, tengamos en cuenta también lo mucho que podemos aprender y enseñar, el impacto interno y externo que generaremos.

Si tienes alguna consulta, comentario o sugerencia, escríbeme a mi correo personal o sígueme en twitter a través de mi cuenta personal @demasiadoNestor, estaré atento a tus comentarios.

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.