Alcanzando Sueños



Decía Walt Disney “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo realidad”. Creo que es una frase real y con grandes significados, utilizada además por muchos soñadores, motivadores y líderes en distintas áreas. Tenemos el poder de hacer nuestros sueños realidad, o bien, de alcanzar nuestras metas.

Este artículo está escrito para lectores que ya tienen un sueño, como tú. Y es la invitación formal (y por escrito) de alcanzarlo. Discrepo con la frase “luchar por un sueño”, porque no es una pelea, es más bien una conquista, donde el juego comienza por uno mismo y se pluraliza.

Generalmente hablamos de metas como algo que debemos alcanzar, casi siempre lejano, soñado y ubicado en el futuro. Más hoy la invitación está abierta, no para soñar metas, sino para alcanzarlas, hacerlas más reales que nunca. Es tiempo de conquistar nuevas alturas, alcanzar nuevos niveles, lograr eso que ya tenemos algo de tiempo proponiéndonos.

Crear y pensar en metas y sueños siempre es positivo, nos eleva a universos de posibilidades y nos llena de esperanza, expectativas y si somos un poco más perspicaces hasta le colocamos fechas, mediciones, y etcétera. Más la alegría que se genera al hacer realidad esos sueños y alcanzar esas metas, es significativamente superior, porque nos convierte a nosotros mismos en aquello que hemos soñado.

Hay que soñar con poder de realización, con la decisión sublime de cumplir lo que estamos creando en nuestra mente. Sueña libremente y cuando ya estés seguro de lo que quieres, que ya puedas verbalizar tu sueño, dirígete hacia éste, disfrutando y viviendo cada experiencia, aprendiendo, creando tus propios caminos y estableciendo tus propios records.

Eres absolutamente responsable de la felicidad de una persona, tú. Comienza a actuar, da ese primer paso para ser el conquistador de tu propia vida. La única persona que puede hacerte evolucionar eres tú mismo, así que deja a un lado las excusas y esfuérzate con valentía para triunfar en cada uno de tus propósitos, tomando decisiones soñadoras.

Siéntete parte de la meta, porque lo eres. A medida que avanzas a tu sueño, te conviertes en éste, porque las experiencias que obtienes en el camino te transforman y a medida que te acercas eres un producto más completo de ti mismo, y de tu meta. Exploramos, como conquistadores, hasta alcanzar el nivel que esperamos… y así ocurre cada vez que tenemos un sueño y lo realizamos.

Por eso considero que es momento de alcanzar metas que detonen las alegrías de realización en nuestras vidas y desaten nuevas iniciativas e impacto positivo en otros, protagonizando vivencias que cumplen su propósito en nosotros, culminando aquello que hemos iniciado con antelación y es parte de lo que hemos estado buscando alcanzar.

¿Quieres ser líder? Entonces comienza por liderarte a ti mismo hasta que tus metas te conquisten. Eso hará que tengas influencia en otros, porque la pasión que detona un sueño cumplido es la pasión que se necesita para liderar, dirigir y trabajar con personas. En todas partes se necesitan líderes.

¿Quieres una organización exitosa? Haz que la gente que te rodea tenga sueños en común y como líder, dirígelos hacia esa gran conquista colectiva, y cuando los logren, celébralo con ellos.

¿Quieres un país exitoso? Hay que tener una visión como país, todos y cada uno de sus habitantes deben tenerla, para que jamás pierdan el norte y caminen en conjunto a la dirección que todos estamos buscando.

Aplica tu visión, tu meta y lo que sueñas en lo que vives. En la empresa, en el hogar, en tu profesión y lo que estudias, comunidad, país y crece con cada meta, y a medida que lo hagas, verás que otros se unirán. Sé testigo de tu propia realización, y sé el ejemplo para que otros hagan lo mismo. Si tienes sueños, ve a realizarlos, eso te hará más feliz.

Para finalizar, quisiera preguntarte ¿Recuerdas las doce uvas y los doce deseos de año nuevo, los que van a la par de las doce campanadas?, pues es momento para que ya los estés conquistando. Si lo haces, recuerda escribirme un tweet a @demasiadoNestor y así compartiremos tu alegría y evolución. Hasta el próximo. 

Nestor Liendo

Soy un millennial comprometido con el Desarrollo Humano y apasionado por la comida italiana, Internet y las buenas historias. Dentro de cualquier proyecto, mi misión es proyectar las opciones / ideas / estrategias / mensajes que puedan inspirar a acciones positivas.